Errores al apostar más habituales y cómo evitarlos

errores al apostar

En este largo post vamos a contar cuales son los errores al apostar más frecuentes y comunes. Con la popularización de las apuestas deportivas es frecuente ver apostantes cometiendo errores de forma sistemática. Evitándolos podrás ganar más dinero y disfrutar aún más de las apuestas deportivas, sobre todo si eres un principiante.

¿Qué errores al apostar te pueden hacer perder más dinero?

Combinadas

Hay un tipo de apuesta que es la número 1 a la hora de perder dinero. ¿Te imaginas cual es?. Sí, las apuestas combinadas. Son apuestas que en un principio resultan atractivas por las altas cuotas que puedes generar con ellas pero que rápidamente pueden generar pérdidas.

La mayoría de los apostantes prueban suerte con las combinadas, ya que es muy tentador mezclar un par de apuestas arriesgadas con otras mucho más seguras para incrementar aún más la cuota. Es una práctica bastante frecuente entre los apostantes ocasionales de fin de semana que depositan 10€ el Viernes por la noche con la esperanza de enganchar un buen premio.

Ejemplo de combinada

  • Real Madrid gana en casa a 1.30
  • Más de 2,5 goles en el partido del Barcelona a cuota 1.50
  • Atlético de Madrid gana a domicilio a 2.50
  • Menos de 2,5 goles en el partido del Valencia a 1.80
  • Un expulsado en el derbi sevillano a cuota 8.00

Todo ello da como resultado una cuota de 70, resultado de multiplicar todas las cuotas anteriores entre sí. Es una cuota muy tentadora con la que ganarías 700€ por cada 10€ apostados. Parece fácil ya que son sólo 5 predicciones, pero en la mayoría de los casos vas a toparte de bruces con la realidad.

Las matemáticas dicen que tienes menos de un 3% de posibilidades de acertar la combinada a esa cuota y la cosa empeora si decides seguir añadiendo apuestas al cupón.

En cierto modo hacer combinadas es similar a jugar a la lotería. Optas a un gran premio, pero la mayoría de las veces te irás sin nada, por lo que si quieres mantener el dinero en tu bolsillo, lo mejor es que evites este tipo de apuestas al menos de forma habitual sobre todo si eres un novato.

Cuantos más partidos metas en una combinada, mayor es la posibilidad de que un partido te chafe tu apuesta. Hay algunos tipos de combinadas que no son así, pero en la mayoría de los casos, las combinadas que hace la gente son del tipo que no permite errores.

Apuestas en directo

Las apuestas en directo son de las preferidas por los usuarios sobre todo en fútbol, y tienen la ventaja de que las cuotas que fijan las casas de apuestas aportan un valor interesante a las mismas.

Las casas de apuestas tienen bastante controladas las cuotas en directo y aunque no suele haber chollos suele ser más fácil acertar apuestas en directo mientras ves el partido que en las apuestas pre-partido.

El crecimiento en las apuestas en directo es la principal consecuencia por la que cada vez más eventos se retransmiten. Una cosa lleva a la otra. Es evidente que si los apostantes pueden seguir la acción con imágenes es más probable que apuesten.

Una desventaja de las apuestas en directo es que la actualización de las cuotas puede tener un cierto retraso respecto a lo que ocurre en el campo. Este retardo puede ser de varios segundos y puede ser bastante molesto, especialmente si sucede algún evento de interés como un gol, penalti o expulsión.

Por eso debes asegurarte de utilizar una casa de apuestas que actualice rápido los mercados y las cuotas, para no quedarte tirado. La mejor en este aspecto es Bet365.

No apuestes a favor de tu equipo

Otro obvio consejo es que no hagas apuestas a favor de tu equipo. Es evidente que la mayoría de apostantes se dejan llevar por el corazón y sobrestiman las posibilidades de su equipo favorito con demasiada frecuencia.

La lealtad y la fe hacen que los aficionados crean que su equipo puede ganar a cualquier rival en cualquier momento, sobre todo en partidos de máxima rivalidad como derbis, clásicos, etc.

Sólo apuesta en este tipo de partidos si te consideras un tipo objetivo, nada forofo y con capacidad analítica. De lo contrario tendrás 2 decepciones: la de perder dinero y la de haber visto perder a tu equipo.

Cuidado con las apuestas al goleador

Son apuestas bastante populares y en un principio pueden resultar atractivas por la alta cuota que presentan. Suelen tener este formato:

“Real Madrid gana y Benzema marca a cuota 4.00”. Este tipo de apuesta tiene su riesgo porque las casas de apuestas normalmente citan a un jugador que está en racha goleadora y los apostantes no piensan en las verdaderas posibilidades de que ese jugador vuelva a marcar en el siguiente partido.

Es mejor centrarse en apuestas de hándicap asiático o en mercados Over/Under, ya que existe más competencia entre las casas de apuestas en este tipo de mercados y las cuotas son más ventajosas. Además, apostar a goleador, córners, penaltis o tarjetas amarillas es poco menos que una lotería.

Sesgo de confirmación

Es un término que en psicología define la tendencia de una persona a conceder más valor a la información que confirma sus suposiciones, teorías o hipótesis. Es uno de los principales errores al apostar y cada vez se comete más a medida que buscan información sobre sus próximas apuestas.

Para evitarlo, investiga de forma objetiva los próximos eventos. Normalmente los apostantes malos, apuestan primero y buscan confirmación después. Un ejemplo sería apostar basándose en los últimos 3 partidos de un equipo. Siempre será más fiable ver su racha de los últimos 10 o 15 encuentros antes de tomar una decisión.

No dobles tu apuesta

Una estrategia popular entre los malos apostantes es tratar de recuperar las pérdidas rápidamente doblando la apuesta en la siguiente. A este sistema se le conoce comúnmente como el de la Martingala.

Es una táctica de sobra conocida en los juegos de ruleta y que también aplica a las apuestas deportivas. Doblar el stake significa teóricamente que no puedes perder a la larga porque eventualmente compensarás las pérdidas una vez aciertes una apuesta. La realidad es que hay un factor fundamental que lo desmiente:

En primer lugar, el stake a apostar se incrementa de forma exponencial durante una racha negativa de forma que si pierdes 10€ en una apuesta, la segunda debe ser de 20€, la tercera de 40€ y así sucesivamente. La quinta apuesta tendría que ser de 160€ y no es nada raro tener una racha así, con lo que en algún momento te quedarías sin dinero.

Otro problema sería que la casa de apuestas limite las cantidades que puedes apostar para tratar de compensar las pérdidas de varias apuestas consecutivas. Eso echaría a perder todo el sistema pero hablamos apuestas de miles de euros.

Tener una racha de varias apuestas negativas es baja, pero no imposible y perder todo el bank por hacer uso del sistema de la Martingala es una posibilidad real y puedes terminar así.

Errores al apostar más habituales y cómo evitarlos 1

No prestes demasiada atención a los bonos

Los bonos de bienvenida son elementos atractivos para atraer a nuevos jugadores pero son un arma de doble filo. Proporcionan mayores oportunidades para apostar, pero tienen como contrapartida fuertes requerimientos para poderlos retirar. Dichos requerimientos a menudo implican poner en juego numerosas veces el import del bono o hacer apuestas arriesgadas a cuotas altas.

Ejemplo. Depositas 100€ y consigues otros 100€ en bono. Las condiciones especifican que tienes que apostar 5 veces el importe del depósito y del bono en apuesta a cuota 1.90 o superior.

Esto significa que tienes que poner en juego el equivalente a 1000€ ( 200€ X 5 ) para poder retirar el saldo del bono a tu cuenta bancaria.

Pero el problema no es ese, el problema es que tienes que hacerlo en apuestas a cuota 1.90 o mayor, lo que son sin duda apuestas arriesgadas. El resultado es que la mayoría de jugadores pierde el bankroll y se queda sin dinero para apostar, forzándoles a un nuevo depósito.

Por eso son interesantes los bonos con condiciones de liberación poco exigentes como el de Bet365 o el de PAF.

Otro inconveniente adicional es que los apostantes deben cumplir con todas estas condiciones en un plazo de tiempo determinado, a menudo de 30 días. Eso equivale a poner en riesgo mucho dinero en un plazo de tiempo muy corto.

Lo mejor para empezar es que pases de bonos y te centres en las apuestas propiamente dichas, ya que liberar los bonos es una tarea difícil si no eres experto.

¿Vale para algo la función Cashout?

Cada vez más casas de apuestas disponen de cashout o lo que es lo mismo: Cerrar apuestas. Esto es una característica ventajosa, ya que los clientes pueden retirar sus apuestas antes de que finalice el evento. Esto significa que consigues parte del dinero antes de que la apuesta se cumpla, reduciendo el riesgo.

Antes de usar esta función piensa que las casas de apuestas crean este tipo de productos para su propio beneficio en primer lugar, aunque se presente de la forma contraria. Recuperar el dinero de la apuesta antes de que el evento acabe, puede ser negativo, porque si vas a perder tu apuesta te pagarán muy poco y si la vas a ganar y quieres asegurar también.

Deja un comentario