El Barcelona puso pie y tres cuartos en las semifinales de la Champions gracias en gran medida al recital de Luis Suárez que con dos soberbios golazos puso la eliminatoria totalmente de cara para el Barcelona. Sólo un tardío gol en propia puerta de Mathieu da una mínima esperanza al PSG para la vuelta.

David Luiz fue la víctima en ambas ocasiones de un Suárez que desequilibró él sólo el partido gracias a su calidad individual. Pero antes de que Suárez comenzara su recital había sido Neymar el encargado de abrir la lata tras un preciso pase de Messi. El brasileño, que se mostró disgustado tras ser sustituido frente al Sevilla, demuestra que sigue en forma y que tiene hambre de títulos. Se le ha dado mucha importancia como suele ser habitual entre los “periodistas” a la rabieta del brasileño al abandonar el campo, pero es algo normal, pues a nadie le gusta ser sustituido y no hace falta sobreanalizar lo evidente.

El Barcelona controló el partido en todo momento y manda un aviso muy serio a sus rivales. En estos momentos parece el equipo más en forma para ganar la Champions, sobre todo viendo lo mal que lo pasó el Bayern frente a un eficaz Oporto que no perdonó los errores defensivos del equipo de Guardiola. Precisamente el Bayern era el equipo favorito para ganar la Champions según las casas de apuestas antes del partido de ayer. Su cuota estaba próxima a los 1.80 euros por euro apostado. Ahora, la cuota ha subido escandalosamente y se sitúa en 5 euros por euro apostado. Lo tendrá muy difícil el cuadro bávaro frente a un Oporto que se está mostrando como la revelación del torneo, con el permiso del Mónaco que aún tiene la esperanza de remontar ante su público el 1-0 de la ida.

 

 

 

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2015/04/suarez.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2015/04/suarez-150x150.jpgApuestas ProDeportesNoticias
El Barcelona puso pie y tres cuartos en las semifinales de la Champions gracias en gran medida al recital de Luis Suárez que con dos soberbios golazos puso la eliminatoria totalmente de cara para el Barcelona. Sólo un tardío gol en propia puerta de Mathieu da una mínima esperanza...