Ruleta francesa: Reglas, trucos y estrategias

ruleta francesa

La ruleta francesa es la versión original de uno de los juegos de casino más populares y famosos en todo el mundo. Gracias a la fama que adquirió en poco tiempo se crearon distintas versiones, como la ruleta americana y la ruleta europea. Los desarrolladores de software online la han incluido en sus plataformas y aplicaciones para poder jugar sin salir de casa.

¿Qué caracteriza a la ruleta francesa?

Al igual que en la ruleta europea, en la ruleta francesa se pueden encontrar 37 casillas incluida el número cero, divididas en colores rojos y negros. El tapete de juego tiene las formas de apostar de forma sencilla (falta/pasa, rojo/negro y par/impar) y si quieres apostar por docenas, puedes dividir tus fichas entre ambas partes de la zona central.

A diferencia de la ruleta americana, que es más alta, se juega sentado, por lo que hay sillas tanto para los jugadores como para el croupier. Sus fichas se caracterizan porque no muestran un color característico a cada jugador, en su lugar tienen un valor diferente.

No existe ningún límite de participantes y todos utilizan el mismo tipo de fichas, aunque pueden cambiar dependiendo de su valor. Es el croupier quien se encarga de iniciar la partida, de indicar el número de ganadores en cada ronda y de repartir los beneficios.

¿Qué reglas existen en la ruleta francesa?

Las reglas de la ruleta francesa son muy sencillas de entender y cualquier jugador, aunque se esté iniciando en este mundo, descubrirá que cualquier persona puede alzarse con la victoria.

Los jugadores tienen que intentar predecir cuál será el siguiente número que saldrá, para ello, realizan una serie de apuestas en el tapete de juego, indicando cuál creen que será el próximo resultado. Si la bolita blanca cae donde se había apostado, se gana, en caso contrario, tu apuesta es perdedora. El único elemento que puede modificar el resultado es el número cero, que tiene dos normas especiales:

  • Le Partage: Es la norma más habitual, aplicada en apuestas iguales. La posibilidad de ganar es del 50 %, igual que si apuestas a un único color, por este motivo, el dinero que se recupera es la mitad del dinero que se había apostado.
  • En Prisión: Es más habitual encontrarlo en los casinos online. En las circunstancias indicadas anteriormente, la apuesta se queda sobre la mesa, son marcadas y el jugador puede recuperarlas después del siguiente giro de ruleta.

Tipos de apuestas en la ruleta francesa

En la ruleta francesa existen dos tipos de apuestas, las sencillas y las múltiples. Las primeras son aquellas en las que solo existe una condición de victoria, como un color, un número, si es par o impar, etc. Por otro lado, están las múltiples, que tienen varias posibilidades de alzarse con la victoria:

  • Docenas: Se realiza una apuesta a 12 números, teniendo como opción del 1 al 12, del 13 al 24 y del 25 al 36.
  • Columnas: Los números están divididos sobre el tapete en tres columnas, permitiéndote escoger cualquiera de ellas para realizar tu apuesta, son del 1 al 34, del 2 al 35 y del 3 al 36. Puedes escoger los doce números que están en cada una de ellas.
  • Caballo/Cheval: Si tu objetivo es apostar por dos números, tienes que escoger aquellos contiguos sobre el tapete. Debes colocar las fichas sobre la línea divisoria blanca común a ambos.
  • Seisena: La apuesta realizada es a seis números que estén situados en dos filas contiguas de tres números horizontales.
  • Cuadro: La apuesta realizada se hace a cuatro números que estén formando un cuadro en el tapete. Las fichas son colocadas en la parte central, junto a la línea horizontal y vertical que los divide.
  • Calle/transversal: Las filas transversales están formadas por tres números, se apuesta a ellos.

Las apuestas también pueden ser clasificadas dependiendo de la ubicación en la que estén situadas sobre el tapete. Las internas son aquellas que se realizan en distintos números (anunciadas, simples y vecinos). Por el contrario, las externas (rojo/negro, docenas, falta/pasa y par/impar) se realizan en la parte exterior del mismo. Aunque el número cero también está en la zona externa, solo es posible incluirlo mediante apuestas simples.

Trucos y estrategias de la ruleta francesa

Uno de los principales problemas de las estrategias de la ruleta francesa es que se necesita contar con una buena cantidad de dinero para poder extender las apuestas hasta el punto en el que se logra recuperar lo invertido. En el caso de que no cuentes con ello, será difícil que te alces con la victoria.

Tres de las estrategias más utilizadas por los jugadores experimentados son las siguientes:

  • Labouchere: Una de las opciones que más se puede encontrar si juegas en los casinos de internet. El objetivo principal es el de tener siempre en cuenta los números que están más alejados de la lista. Tienes que sumarlos y el resultado será el número por el que debes apostar. En el caso de que no se pueda, debes añadirlo a la lista y sumarlo. Si los números son el 11, 2, 35 y 7 lo que se debe hacer es sumar 11+7 para que tu objetivo sea el 18. Si no sale, se añade a la lista y entonces se deberá sumar 11+18.
  • D’Alembert: Una serie de apuestas más equilibradas con las que se obtienen resultados a largo plazo. Es perfecta para jugadores que no les gusta apostar una gran cantidad de dinero o que cuidan mucho su fondo. En el caso de que se pierda una apuesta, debes añadir una unidad, si ganas, la restas.
  • Martingala Inversa: Es un modo de juego muy conservador. Cuando se pierde una apuesta, se disminuye la cantidad apostada en la siguiente tirada, si ganas, se incrementa.

El objetivo principal de las estrategias que te acabamos de enseñar es el de gestionar mejor tu dinero ante las diferentes ganancias y pérdidas que se vayan presentando conforme el juego avance. Eso no significa que vayan a cumplir con tus exigencias.

Cada jugador, en base a su experiencia, desarrolla una estrategia propia, que puede tener como base las que hemos dictado anteriormente o una completamente nueva, lo importante es que se adapte a su estilo de juego y que cumplan con las siguientes bases:

  • Inclinadas hacia las apuestas externas: Este tipo de apuestas son las más sencillas de realizar y las que más posibilidades tienen de entregar un premio, aunque estos sean más pequeños. Es cierto que el modo de pago suele ser 1 a 1, pero se consigue ganar dinero poco a poco, a diferencia que si se paga 35 a 1, que no suele ser muy común encontrarse con ello.
  • Indicar límites de apuesta: Es igual que una inversión, no quieres que las pérdidas la arruinen, motivo por el que debes dejar claro desde el inicio cuál es el límite de tolerancia para gestionar tu cash y cuanto estás dispuesto a arriesgar.
  • Controlar el nivel de apuesta: Siempre dependerá de la cantidad de dinero que tienes para jugar. Acorde a ello, deberás plantearte una estrategia en cada situación que te permita disfrutar de un juego extenso para aumentar las posibilidades de que no te vayas con pérdidas. Escoge la mesa en la que vas a jugar y ten en cuenta las cantidades para apostar, si solo dispones de 50 € no vayas a una en la que el mínimo sean 10 €, ya que solo podrás jugar 5 partidas.

Si tienes en cuenta estos puntos clave para desarrollar tu propia estrategia, estamos convencidos de que poco a poco irás incrementando tu saldo y podrás irte de las mesas de las ruletas sin ningún tipo de pérdida económica.

Cómo ganar en la ruleta francesa

Aunque existen estrategias que proporcionan una mayor garantía de éxito que otras, no olvides nunca que se trata de un juego de azar, eso significa que por mucho conocimiento que tengas sobre el juego o seas un jugador muy experimentado, nada te asegurará 100 % la victoria.

Los mejores consejos que podemos ofrecerte para ganar y no perder una gran cantidad de dinero por el camino son los siguientes:

  • No juegues durante una gran cantidad de tiempo, poco a poco te irás cansando mentalmente y tus aptitudes se irán desvaneciendo.
  • Fíjate un límite de dinero que quieras gastar. Una vez lo hayas superado, plantéate el abandonar la mesa, es posible que no sea tu día de suerte.
  • Si vas ganando no reinviertas tu cash, retira tu inversión inicial y empieza a jugar únicamente con los beneficios. Piensa que no estás apostando tu dinero, sino el del banco.

Si sigues estos consejos, sin importar si ganas o pierdes, conseguirás divertirte y sacar el máximo potencial de la ruleta francesa.

Deja un comentario