Vaya partido nos ofreció ayer el Real Madrid. Hacía mucho tiempo que no se veía un espectáculo tan lamentable en el Bernabéu y contra un rival de tan poca categoría. Porque no nos engañemos, si ayer el Schalke marcó 4 goles fue en gran medida por el pésimo rendimiento colectivo del Real Madrid, que salió al campo totalmente desganado y concediendo una oportunidad tras otra a los alemanes.

Crónica de la verguenza

Estos no tardaron en abrir el marcador gracias a la facilidades que concedía en defensa el Madrid y también gracias a un poco inspirado Casillas que desvió el tiro de Fuchs hacia su propia portería. Cristiano respondió con un buen cabezazo logrando el empate, pero con cada gol del Madrid, el Schalke se hacía mas fuerte. Huntelaar volvía a poner por delante a su equipo tras aprovechar un rechace de Casillas y era Cristiano quien volvía a poner la igualada tras otro cabezazo tras un gran pase de Coentrao. En la segunda parte el juego lamentable del Madrid no mejoró y fue Benzema quien en una jugada individual puso el 3-2 en el marcador. Lejos de rendirse los alemanes siguieron aprovechando cada ocasión que se les planteaba y en este ocasión fue el jovencísimo Sané el que batía a un Casillas desquiciado. Tras el empate parecía que estaba todo el pescado vendido, pero Huntelaar aprovechó un descuido en mediocampo para plantarse casi sólo en el área del Madrid y fusilar a Casillas con un espectacular derechazo.

real madrid schalke

Los últimos minutos del partido fueron de infarto con un Schalke totalmente volcado sobre el área del Madrid y aún tuvo 2 claras ocasiones que esta vez fueron atajadas por el portero madridista.

Como no podía ser de otra manera, la afición despidió con una brutal pitada a su equipo signo claro de que la paciencia se ha terminado. La arrogancia y nula autocrítica que muchas veces acompaña al Real Madrid y sus estrellas esta vez se hizo patente cuando Cristiano quiso librarse de sufrir la ira de la afición, algo que no logró pues Casillas se encargó de reunir al equipo en el centro del campo para dar la razón a los aficionados. Fueron unos minutos de puro bochorno para la plantilla.

¿ Hay solución ?

Antes hablábamos de arrogancia y nula autocrítica. En esto también tiene mucho que ver el entrenador. En este blog ya llevabamos advirtiendo de la mala trayectoria de los blancos durante algunos meses y se está cumpliendo a rajatabla. Resulta exasperante ver como jugadores de la categoría de Jesé calientan banquillo y no disponen de las oportunidades que merecen para volver a estar al nivel que les corresponde. Eso y la absoluta falta de ideas del entrenador, que sigue erre que erre con un sistema que no funciona, sin plantear alternativas ni soluciones eficaces. Con decir que todo está controlado y que la BBC es innegociable, ya tiene bastante. Mientras tanto, ni rotaciones, ni táctica, ni presión, ni hambre, nada. Con la misma alineación cada semana y su paquete de chicles ya tiene bastante.

Es posible que el Levante pague los platos rotos del estado actual del Real Madrid y reciba un saco de goles. No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que el Levante no es un equipo para medir el actual estado de forma del Madrid, ese será el Barcelona el día 22 y según lo visto ayer, tiene muy muy mala pinta para la afición madridista. Si no ocurre un milagro, la goleada puede ser histórica.

 

 

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2015/03/real-madrid-schalke1.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2015/03/real-madrid-schalke1-150x150.jpgApuestas ProDeportesNoticias
Vaya partido nos ofreció ayer el Real Madrid. Hacía mucho tiempo que no se veía un espectáculo tan lamentable en el Bernabéu y contra un rival de tan poca categoría. Porque no nos engañemos, si ayer el Schalke marcó 4 goles fue en gran medida por el pésimo rendimiento...