Se cumplieron los pronósticos y el Real Madrid venció en su visita al estadio de Balaídos por 1-4 en un partido algo más complicado de lo que el marcador final indica.

el real madrid acaricia la liga

El conjunto visitante comenzó muy dominador, controlando la posesión y gozando de las mejores ocasiones. El Celta estaba en ese momento bastante desubicado en el campo con marcajes al hombre que no funcionaban de ninguna manera.

El Real Madrid se adelantó en el marcador con un golazo de Cristiano Ronaldo marca de la casa. El portugués recibió un balón rechazado de la defensa del Celta tras una internada de Isco y preparó su disparo con la zurda, para lanzar un misil ante el que Sergio sólo pudo hacer la estatua.

El partido a partir de ese momento se complicó para el Real Madrid, que cedió el dominio del juego al Celta. El equipo local apretó y estuvo a punto de lograr la igualada en varias ocasiones, pero al igual que contra el Manchester United, la pólvora de sus delanteros estaba mojada y los reflejos de Keylor Navas, en su mejor momento de la temporada. El costaricense hizo paradas muy meritorias que recordaban al mejor Keylor de la temporada pasada.

Desaprovechar ocasiones contra un grande se acaba pagando y al inicio de la segunda parte, un gran contragolpe guiado por Isco y rematado por Cristiano, suponía el 0-2 y una tranquilidad que iba a durar muy poco.

El Celta se vino más arriba aún y logró acortar distancias gracias a un disparo de Guidetti que desvió Ramos y se coló en la portería de Navas.

Con el 1-2 vino la jugada decisiva del partido. Aspas fue derribado en el área por Ramos, y el árbitro decidió incomprensiblemente enseñarle la segunda amarilla al delantero del Celta. No sólo no pitó la pena máxima, sino que le expulsó por fingir falta, algo que obviamente y a la vista de las imágenes, no hizo.

Inmediatamente después de la expulsión de Aspas, CR7 fue derribado en el área del Celta y Martínez Munuera tampoco pitó penalti, quizá arrepentido de su error anterior.

De todas formas, el mal ya estaba hecho. El Celta con 10 fue un juguete en manos del Madrid, y Benzema y Kroos pusieron el 1-4 final en el marcador que permite a los blancos ir con cierta tranquilidad al último partido ante el Málaga. 

Les basta un empate para ser campeones. Pocas veces lo van a tener tan fácil para lograr la primera liga en un lustro.

 

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2017/05/el-real-madrid-acaricia-la-liga.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2017/05/el-real-madrid-acaricia-la-liga-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Se cumplieron los pronósticos y el Real Madrid venció en su visita al estadio de Balaídos por 1-4 en un partido algo más complicado de lo que el marcador final indica. El conjunto visitante comenzó muy dominador, controlando la posesión y gozando de las mejores ocasiones. El Celta estaba en...