Qué es la estrategia de la martingala en las apuestas

estrategia martingala apuestas

La estrategia de la Martingala ( Martingale en inglés ) es un sistema de apuestas que se aplica sobre todo en la ruleta, aunque puede emplearse en otros ámbitos como en las casas de apuestas deportivas o el blackjack.

Su aplicación se basa en subir el monto apostado tras cada apuesta fallida, de forma que cuando se gane, se recupere lo anteriormente perdido en una sola operación. Tras ello, se volvería a la casilla de salida, volviendo a apostar la cantidad inicial y repitiendo el mismo modus operandi. Es justo lo contrario de lo que propone el sistema de Paroli.

Es un sistema de apuestas bastante arriesgado que a los jugadores más veteranos de la ruleta no les hace demasiada gracia y no es para menos. Se ha comprobado que la Martingala es relativamente efectiva sólo en apuestas a corto plazo, lo cual no es lo ideal.

Su mayor inconveniente es que es necesario apostar mucho para ganar poco y que las pérdidas potenciales con este sistema pueden ser astronómicas.

Cómo se juega con el sistema de la Martingala

La forma más efectiva de usar la Martingala en la ruleta es apostar sólo a números pares, impares, 1-18, 19-36, al rojo o al negro. Son las apuestas en las que tienes las máximas posibilidades de ganar ( casi un 50% ) aunque también son las que peor se pagan ( se gana sólo lo que se apuesta, es decir, una relación 1:1).

El método es básicamente empezar apostando el mínimo permitido en la mesa hasta que perdamos una jugada. Entonces doblaremos la cantidad de la apuesta perdida en la siguiente ronda.

Si ganas, recuperarás el dinero que perdiste en el giro anterior mientras que si pierdes, deberás doblar tu apuesta nuevamente de cara a la siguiente jugada, así hasta que vuelvas a ganar.

Una vez lo consigas, volverás a apostar la cantidad inicial de tu primera apuesta, que como dijimos, debería ser la mínima posible.

En apuestas perdidas consecutivamente, las cantidades a apostar en cada ronda serían las siguientes:

1-2-4-8-16-32-64-128-256-512-1024-2048-4096-8192

Qué peligros esconde la Martingala

La cruda realidad es que existen otros factores en juego que te pueden fastidiar la noche jugando con este sistema. Uno de los mayores problemas de la Martingala es que es un sistema en el que te puedes quedar sin dinero en un suspiro. Si tienes una mala racha, bastan unas pocas rondas para quedarte sin blanca y sin darte opción a recuperar lo perdido por lo que te vamos a contar a continuación.

El verdadero problema de este sistema es que la mayoría de ruletas tienen un límite de apuestas que no puedes superar, de modo que si tienes una mala racha, no podrás apostar la cantidad que el sistema de la Martingala requeriría para recuperar de golpe lo perdido.

Fíjate en este gráfico. Partimos de la base de que empezamos apostando 1€. Si tuvieras una racha de 12 apuestas consecutivas perdiendo, acabarías perdiendo 4095€ en cuestión de minutos.

martingala

Las malas rachas nunca gustan a nadie, pero con este sistema en particular, una mala racha de algunas rondas puede dejarte seco muy rápido. Además volvemos a lo anterior. Para recuperar todo lo perdido tienes que apostar cantidades muy altas para salir en positivo. Puede darse fácilmente la situación de tener que apostar más de 1000€ para ganar 1€ neto.

¿Cuáles son las probabilidades de tener una mala racha?

Uno podría pensar que es muy improbable perder 10 o 12 veces seguidas en la ruleta, incluso en apuestas 1:1, pero lo cierto es que se puede calcular, tanto para la ruleta americana como para la ruleta europea. Por ejemplo, las posibilidades de que no salga el rojo en 10 giros de la ruleta seguidos es de:

  • Europea: (19/37)^10 = 0.1275%
  • Americana: (20/38)^10 = 0.1631%

Que no salga el rojo 10 veces seguidas no quiere decir que salga el negro 10 veces seguidas. Hay que considerar otros factores. Puede salir el negro 5 veces seguidas, luego un cero, y luego 4 veces el negro de nuevo. Todo ello equivale a que el rojo no salga 10 veces seguidas.

Si nos centramos en la ruleta europea, las posibilidades de que tu color no salga en 10 rondas seguidas es de 1 entre 784. Puede parecer que es poco, pero esa probabilidad se calcula al inicio del juego y va cambiando a medida que juegas. Si pierdes 5 rondas consecutivas, las probabilidades de que sigas perdiendo se incrementan.

Si la apuesta inicial es 1€, una probabilidad de 1 entre 784 indica que deberías ganar 784€ antes de tener una racha perdedora de 10 rondas, la cual te costaría 1023€.

Como puedes ver, el sistema de la Martingala incrementa tus posibilidades de ganar a corto plazo, pero las pérdidas superarán inevitablemente a las ganancias a largo plazo, y lo malo es que necesitas jugar partidas largas para ganar una cantidad aceptable de dinero.

Resumiendo, ¿se puede ganar dinero con la Martingala?

La respuesta corta es NO. La larga es que es un sistema muy arriesgado con posibles beneficios a corto plazo, pero que a la larga hace aguas y te hará perder más de lo que ganaste. Todos los jugadores de casino o de apuestas deportivas tienen malas experiencias con este sistema tarde o temprano por lo que te recomendamos que no lo utilices si no quieres terminar quemando el casino.

Comparte esta entrada:

Compartir en WhatsApp
Compartir en Telegram

Deja un comentario