Se esperaba una goleada y así fue. El Real Madrid no tuvo problemas para doblegar al Legia de Varsovia en un partido bastante loco para lo que suele ser habitual en el que las defensas no destacaron precisamente por su contundencia.

El primero en abrir la lata fue Bale, que con un buen disparo con la zurda perforó la meta del Legia. El portero del equipo visitante tuvo una noche para olvidar y no olvidará fácilmente su paso por el Bernabéu.

el-madrid-gana-al-legia-de-varsovia

Después llegaron los goles de Jodlowiec en propia puerta, Marcelo, Asensio, Lucas Vázquez y Morata. El que se quedó sin mojar fue Cristiano Ronaldo, autor de un pésimo partido y desquiciado en todos los aspectos. El portugués está absolutamente desastroso ( muchos lo achacan a la falta de pretemporada ) pero lo cierto es que ayer, con o sin ella, era un partido perfecto para él, contra un equipo que no defendía prácticamente nada y con el Madrid volcado al ataque.

No eligió bien las acciones a tomar en los momentos decisivos y todo ello se tradujo en tiros a la grada, desesperación y sonrisas forzadas. Desde luego, juega por ser quien es, porque actualmente está demostrando muy poquito y no está para la titularidad en nuestra opinión.

Los que siguen aprovechando sus oportunidades son Lucas Vázquez y Morata, autores de dos goles y a la espera que de Zidane les dé un poco más de protagonismo. Seguramente con la llegada de la Copa del Rey tendrán más minutos.

Y así se llegó al final del partido. 5-1 y el deber cumplido. El próximo partido será contra el mismo rival, pero en su estadio, un evento que debería disputarse a puerta cerrada por la sanción de la UEFA contra la violenta afición polaca, que ayer ya se encargó de provocar algunos altercados en las proximidades del estadio.

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/10/el-madrid-gana-al-legia-de-varsovia.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/10/el-madrid-gana-al-legia-de-varsovia-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Se esperaba una goleada y así fue. El Real Madrid no tuvo problemas para doblegar al Legia de Varsovia en un partido bastante loco para lo que suele ser habitual en el que las defensas no destacaron precisamente por su contundencia. El primero en abrir la lata fue Bale, que...