hamilton gana gp austria f1

Lewis Hamilton se llevó la victoria en el GP de Austria 2016. En una de las mejores carreras de los últimos años, el británico culminó un adelantamiento in extremis sobre su compañero Nico Rosberg en la última vuelta y se llevó la victoria, no sin polémica, ya que ambos se tocaron en la maniobra.

Rosberg se llevó la peor parte y con el aleron delantero roto, llegó a la meta, pero cedió no sólo la victoria, sino la segunda y tercera plazas, que fueron a parar a manos de un excelente Verstappen y de Kimi Raikkonen, 

Polémica maniobra entre Rosberg y Hamilton

Era la última vuelta del GP. Rosberg lideraba después de haber hecho una gran remontada desde la séptima plaza y Hamilton le seguía de cerca. Rosberg con neumático super blando ( banda roja ) y Hamilton con el blando ( banda amarilla ). En la primera curva, Rosberg sale lento y permite a Hamilton cogerle el rebufo fácilmente y atacar en la frenada de la curva 2.

Rosberg consciente de que es la última vuelta y de que sus neumáticos están en peores condiciones, retrasa la entrada en curva para obligar a Hamilton a ceder. No es el caso y Hamilton gira a la derecha y golpea el coche de Rosberg, llevando éste la peor parte  con el aleron delantero roto. 

¿Fue una maniobra sucia de Rosberg? Hasta cierto punto sí, pero lo cierto es que era su única opción para ganar ya que de haber trazado normalmente Hamilton le habría adelantado en tracción a la salida de la curva o bien por el DRS en la recta posterior. Su única opción era entorpecer el paso de Hamilton por esa curva pero no le salió bien.

Rosberg comentó tras la carrera que Hamilton aún tenía espacio y lo cierto es que así era, ya que habían aún un par de metros hasta el límite de la pista, pero lo cierto es que fue sancionado con 10 segundos adicionales a su tiempo de carrera y la reprobación de los comisarios por llevar el coche a la meta dañado ( ??? ) junto con 2 puntos de sanción al carné de piloto.

Nuevamente las decisiones de los comisarios muestran claramente la poca consistencia en la toma de decisiones y el excesivo celo por ” la seguridad “, entrometiéndose excesivamente en el desarrollo de la carrera y de los lances en pista. Cómo diablos no iba Rosberg a intentar terminar la carrera incluso con el coche dañado? Era la ultima vuelta!.

No tener alerón delantero no supone ningún problema aparte de tener que circular más despacio. Además la sanción por defender la posición nos parece totalmente fuera de lugar. En la última vuelta y en la lucha por la victoria es normal que haya maniobras de este tipo y bien harían en dejar pelear a los pilotos con libertad en lugar de meter la mano todo lo que pueden.

Además este tipo de decisiones parece que siempre tienen a Hamilton como común beneficiado. Hamilton se llevó por delante a Rosberg en Cataluña y no hubo sanción, tocó a Rosberg en la salida en Canadá echándolo fuera y no hubo sanción. Parece que se le permite todo y a los demás nada. Es muy clara la diferente vara de medir que tienen los comisarios en las maniobras en las que Hamilton está involucrado y deberían dejar de meter tanto las narices en todo.

Los españoles, cal y arena

La actuación de los pilotos españoles tuvo una de cal y otra de arena. Sainz logró un magnífico octavo puesto después de salir decimoquinto y fue autor de algunos adelantamientos muy buenos. El de Toro Rosso no lo tuvo fácil, con problemas en las paradas en boxes para variar, pero su ritmo de carrera le bastó para lograr unos buenos puntos que sumar a su casillero. 

La cal otra vez fue para Alonso, que con problemas en el ERS desde el comienzo, no pudo remontar y además se vió obligado a abandonar a poco del final. El asturiano ya se mostró enfadado desde el día anterior con el fallo de su equipo en Q2 que le privó de disputar la Q3. Este fallo supuso que su compañero calificase en quinto lugar y él en decimocuarto.

Button acabó sexto la carrera, lo cual da una idea de lo que podría haber sido para Alonso. Se vió muy molesto al asturiano en la rueda de prensa posterior a la carrera y se aprecia que cada vez está más quemado.

Como cada vez que se encuentra en una situación similar, volvió a hacerse valer comentando la diferencia de puntos sobre su compañero, un gesto nada elegante y que en nuestra opinión, sobra. Alonso no tiene por qué atacar a Button cada vez que le van las cosas mal y podría reconocer de vez en cuando la buena labor de su compañero. 

 

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/07/hamilton-gana-gp-austria-f1.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/07/hamilton-gana-gp-austria-f1-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Lewis Hamilton se llevó la victoria en el GP de Austria 2016. En una de las mejores carreras de los últimos años, el británico culminó un adelantamiento in extremis sobre su compañero Nico Rosberg en la última vuelta y se llevó la victoria, no sin polémica, ya que ambos...