Underdog

underdog apuestas

El “Underdog” 🐶 en las apuestas deportivas es lo contrario del favorito. Es el competidor o equipo que se espera que pierda. Apostar al underdog puede ser en ocasiones bastante rentable y a continuación veremos por qué.

Hay que reconocer que muchos momentos memorables del deporte lo son porque a veces gana el que menos se espera. A todo el mundo le encanta ver a un aspirante desafiar al poseedor del trono deportivamente hablando, pero eso no se suele trasladarse a las apuestas deportivas.

Cuando llega el momento de apostar, el apostante medio suele decantarse por los equipos favoritos y esto suele crear una especie de “efecto llamada” que hace que las cuotas de los favoritos bajen de forma casi alarmante. Algo similar sucede con los Underdogs, muchas veces infravalorados en sus posibilidades, y con cuotas altas que merece la pena valorar detenidamente.

Esto no quiere decir que debas apostar siempre al Underdog, ya que sería un suicidio, pero en determinados momentos puede ser muy lucrativo.

Cuándo apostar al Underdog

Los equipos o deportistas considerados como Underdogs suelen tener cuotas altas, y la clave para beneficiarse de ello son las apuestas en directo. En general cuotas de las apuestas pre-partido suelen ser bastante estables, especialmente si hablamos de mercados líquidos como el 1X2.

Esto no sucede en las apuestas en directo, pues son mucho más susceptibles de variar dependiendo de cómo se esté desarrollando el evento. Si hay dominio de uno u otro equipo hará que las cuotas varíen en tiempo real rápidamente.

En este caso, lo que se suele hacer es el clásico trading. Apostar a favor del Underdog antes del partido y luego apostar al favorito en directo, intentando asegurar ganancias o reducir pérdidas aprovechando el baile de las cuotas.

Ejemplo de apuestas al Underdog

Imagina un partido de tenis en Wimbledon entre Rafa Nadal y Stefanos Tsitsipas. Nadal parte con cuota 1.5 y Tsitsipas a cuota 5.00. Aun así, se espera que el griego venda cara su piel, por lo que decides aplicar la estrategia del Underdog, que es apostar por ejemplo 10€ a favor de Tsitsipas antes del partido y esperar a que éste comience.

La hierba no es la superficie favorita de Nadal y Tsitsipas empieza fuerte ganando el segundo juego del prime set. Como resultado, la cuota de Nadal en directo sube a 2.5. Es el momento de aprovecharlo apostando 10€ a la victoria de Nadal.

  • Si Tsitsipas sigue jugando bien y gana consigues un beneficio de 30€. ( 40€ de la apuesta ganada – 10€ de la apuesta de Nadal perdida ).
  • Si Nadal gana consigues 5€. ( 15€ de la apuesta ganada – 10€ de la apuesta por Tsitsipas perdida ).

En otras palabras, apostar al Underdog te garantiza beneficios.

Evitando pérdidas

Siempre hay riesgo apostando por el Underdog. ya que no siempre va a empezar poniendo en dificultades al favorito y lo normal es que caiga sin oponer demasiada resistencia. La mejor forma de evitar pérdidas es apostar a favor del favorito sólo con las ganancias potenciales que obtendrías con el Underdog y hacerlo tan pronto sea posible hacerlo para cubrir la apuesta inicial.

Si volvemos al ejemplo de arriba, si Tsitsipas pierde el primer set, intentarías aprovechar cualquier cambio en las cuotas de Nadal durante el segundo set. Lo ideal seria apostar a una posible remontada de Tsitsipas sobre Nadal en este momento del partido para evitar pérdidas.

Al principio del segundo set, un intercambio de golpes entre ambos tenistas hace que la cuota de Nadal baje a 1.25. En este momento, deberías apostar los beneficios potenciales de una victoria final de Tsitsipas  ( 40€ ) a la victoria de Nadal. Si Nadal gana, la apuesta generará un beneficio neto de 10€ suficiente para cubrir la apuesta inicial. Si Tsitsipas gana el beneficio de 40€ seguirá cubriendo el importe de la apuesta a Nadal.

Consejos para apostar al Underdog

La estrategia para apostar al Underdog está diseñada para ser usada en deportes en los que sólo hay dos resultados posibles. Es decir, puedes usarla el tenis, boxeo o cualquier otro deporte sin empate. Para usarla:

Asegúrate de que puedes apostar en directo: Algunas casas de apuestas ofrecen una cobertura limitada de ciertos eventos deportivos. Por ello es mejor que apuestes en casas como Bet365, William Hill o Betfair con una amplia gama de eventos retransmitidos.

Haz los deberes: Investiga a los oponentes antes de tomar una decisión. Es útil consultar las estadísticas cara a cara de ambos rivales así como el rendimiento histórico o enfrentamientos previos. Algunos rivales tienen historiales impredecibles mientras que otros son estables en el tiempo. Es recomendable elegir Underdogs que sean “peleones” y que en algún momento del partido sean lo suficientemente competitivos para poner en aprietos al favorito.

Apuesta rápido: Las cuotas en los mercados en directo pueden cambiar rápidamente en un instante. Debes decidir de antemano qué cuotas te interesan de cara a la segunda apuesta y hacerla inmediatamente una vez las cuotas aparezcan en el mercado en directo.

Deja un comentario