Apuestas a largo plazo

apuestas a largo plazo

Las apuestas a largo plazo son aquellas que se realizan a muchos meses vista y que por tanto tardan bastante tiempo en resolverse. Son apuestas poco populares porque implican no disponer del dinero apostado durante bastante tiempo y en muchas ocasiones implican apostar a ciegas o basándonos en corazonadas, lo cual no es lo ideal.

Las apuestas a largo plazo sin embargo, pueden ser interesantes en deportes en los que hay un dominador claro desde hace muchos años y en los que no parece que la tendencia vaya a cambiar a corto plazo. Sí, no están exentas de riesgo pero pueden suponer algunos ingresos extra si analizas bien los deportes en los que apuestas.

Ejemplos de apuestas a largo plazo

Las apuestas a largo plazo más comunes suelen ser en fútbol al ganador de La Liga, ganador de la Champions o de la Europa League. Son apuestas que puedes hacer al inicio de la temporada, cuando las cuotas son más altas y apenas han empezado las competiciones.

Estas apuestas puedes hacerlas durante toda la duración del torneo, pero cuanto más esperes a hacerlas, menores serán los beneficios potenciales. No es lo mismo apostar a que el Bayern de Munich gana la Champions en Septiembre que en Abril cuando ya está en semifinales.

Otro tipo de apuesta similar puede ser apostar al ganador de una carrera de F1 o motociclismo que se disputa esa misma semana o incluso al ganador del campeonato, pero estás apostando a ciegas del mismo modo porque en un fin de semana de carreras puede ocurrir de todo.

Cómo ganar dinero con las apuestas a largo plazo

Evidentemente ganar dinero con las apuestas a largo plazo implica apostar en deportes lo más predecibles posibles. Nos vienen a la cabeza los deportes de motor más famosos, la Fórmula 1 y MotoGP.

En F1, Mercedes ha ganado el título de forma ininterrumpida desde 2014, y la situación está lejos de cambiar a menos que decidan retirarse. En 2022 hay un cambio de reglamento bastante grande pero ni eso garantiza que las flechas plateadas no sigan ganando.

Hoy por hoy no tienen rival y tras tantos años de dominio, las cuotas que tienen al inicio de cada temporada cada vez son más bajas. Si te das prisa puedes encontrar la cuota de “Hamilton Campeón Mundial” en torno a 1.40 pero conforme empiece a ganar carreras la cuota irá bajando progresivamente.

Lo mismo puede decirse de MotoGP. Márquez ha ganado todos los títulos de la categoría reina excepto uno desde que debutó y está en una dimensión diferente respecto a sus rivales. Realmente su mayor rival es él mismo y sólo una lesión grave como la sufrida en Julio de 2020 podría evitar que siguiera coleccionando mundiales cada año.

En fútbol hacer apuestas a largo plazo es más complicado aunque depende del mercado. Apostar al ganador de La Liga es como echar una moneda al aire, casi siempre saldrá el Barcelona o el Real Madrid, por lo que es una apuesta que tienes un 50% de posibilidades de ganar.

Mucho más fácil es apostar al ganador de la Liga Alemana. El Bayern lleva ganando la liga de forma consecutiva desde la temporada 2012-2013, por lo que casi se puede hablar de una apuesta segura, pero eso sí, a una cuota bastante mala.

Otra apuesta a largo plazo interesante es apostar al ganador de Roland Garros. Nadal ha ganado en París 12 veces y es claramente el torneo de tenis que tiene el favorito más claro. Nadal casi siempre será el favorito y es un torneo al que conviene apostar antes de tiempo por si vuelve a conseguir el triunfo.

Al fin y al cabo se trata de analizar los deportes que te interesan y detectar patrones. Muchos deportes tienen al mismo ganador desde hace mucho tiempo y esa es una circunstancia que hay que aprovechar para ganar tantas apuestas a largo plazo como sea posible.

Deja un comentario