No es una exageración decir que Simeone está atrevesando, probablemente, el momento más difícil desde que llegó al Atlético de Madrid. El equipo en liga está desconocido y a una distancia que se nos antoja insalvable respecto a Madrid y Barcelona.

En Champions han dado otra cara diferente, sobre todo tras empezar fenomenalmente derrotando al Bayern de Guardiola. Ello les permitió tener mucho más fácil la clasificación como primeros de grupo, algo que a la postre lograron, pero como se vió en el último partido de la liguilla previa, el Atlético ya no es ese equipo rocoso y aguerrido que era a pesar de no jugarse nada.

apuestas futuro simeone

Ahora concede ocasiones al rival y lo que es peor, no marca las propias, lo que se traduce en que a día de hoy, el Atleti es sexto a nueve puntos del Madrid, que no olvidemos, tiene un partido menos.

El Atlético tiene que centrarse en conseguir la tercera plaza cueste lo que cueste. Están a cinco del Sevilla y es un objetivo mucho más realista que intentar dar el asalto a la liga.

Las causas de este bajo rendimiento en liga no están claras. Los cimientos del equipo duro y casi inexpugnable que era el Atlético siguen estando presentes, así que creo que las causas, hay que buscarlas en un rendimiento más bajo de lo habitual en jugadores que fueron determinantes en el pasado y ahora no lo están siendo tanto.

El principal nombre que nos viene la mente es Griezmann. El delantero francés lleva varios meses sin marcar en liga y esto lo está notando el equipo mucho. Otros fichajes de campanillas como el de Gameiro, no están dando el rendimiento que muchos esperaban y a pesar de que su temporada no se puede calificar como mala, lo cierto es que su adaptación está llevando algo más tiempo del que sería deseable y su papel no ha resultado tan determinante cuando Torres o Griezmann no han conseguido marcar.

Que el Atleti no tiene tanto talento en la plantilla como Barça o Madrid es indiscutible. Por eso, en cuanto ha fallado el orden táctico y el rendimiento individual ha decaído, se han visto las carencias. El Atleti es un equipo que necesita estar casi siempre al 100% para ganar. Cuando lo logra, es casi imbatible. Si no, se convierte en vulnerable. El Madrid sin hacer un buen partido le endosó 0-3 en el Calderón, algo que nadie esperaba.

Simeone puede tener parte de culpa en la actual situación del Atleti. El mismo reconoce haberse equivocado en alguna alineación, pero sinceramente creemos que es el menos responsable de todos. Su método de trabajo y capacidad de motivar a los jugadores está fuera de toda duda y si al final decide irse, no sería nada fácil suplir su ausencia. 

Gil Marín ya se ha apresurado a anunciar que Simeone seguirá al frente de la nave rojiblanca, pero no está nada confirmado. Simeone ya ha reconocido en más de una ocasión que le gustaría entrenar al Inter, su segundo equipo, pero no se sabe cuando. Si esta temporada empeora y no se cumple el objetivo de entrar en Champions, quizá haga las maletas antes de tiempo. Sería un mazazo enorme para el Atlético, acostumbrado a sentirse importante desde hace ya varias temporadas.

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/12/apuestas-futuro-simeone.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/12/apuestas-futuro-simeone-150x150.jpgApuestas ProNoticias
No es una exageración decir que Simeone está atrevesando, probablemente, el momento más difícil desde que llegó al Atlético de Madrid. El equipo en liga está desconocido y a una distancia que se nos antoja insalvable respecto a Madrid y Barcelona. En Champions han dado otra cara diferente, sobre todo...