massimo rivola

Las sorprendentes declaraciones no son nuestras, sino de Massimo Rivola, actual jefe de la Ferrari Driver Academy. Estas optimistas palabras tuvieron lugar durante la entrega de premios de la Comisión Deportiva Automovilística Italiana ( CSAI ) el pasado fin de semana. Las palabras de Rivola han espoleado las esperanzas de los tiffosi de poner en aprietos al dominador equipo Mercedes, que hace pocos días hacía público que su motor de 2016 alcanzará los 900 caballos de potencia. Habrá que ver pues, si las declaraciones de Rivola son fuegos de artificio o algo real, puede que hayan alcanzado a la Mercedes de la temporada 2015, pero todos mejoran de un año para otro y Mercedes obviamente no va a ser la excepción.

Además con “igualar” el motor no es suficiente. Ferrari no ha producido en los últimos años chasis a la altura de las circunstancias y se podría decir que ha sido su principal talón de aquiles, mucho más que los motores. Su rival Mercedes tiene el mejor chasis junto a Red Bull de la parrilla así que mucho tendrán que mejorar los italianos para poner en duda la supremacía del equipo alemán.

Precisamente sobre el chasis dejó algunas dudas el señor Rivola, ante lo que comentó que simplemente “espera haber encontrado la competitividad que ha faltado en el pasado.” No falta mucho para descubrirlo, los primeros tests invernales comienzan en escasamente 8 días. Será la primera prueba de fuego para los nuevos equipos que este año tienen sólo 2 jornadas de test antes del comienzo del campeonato en Australia el 18 de Marzo.

https://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/02/massimo-rivola.jpghttps://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/02/massimo-rivola-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Las sorprendentes declaraciones no son nuestras, sino de Massimo Rivola, actual jefe de la Ferrari Driver Academy. Estas optimistas palabras tuvieron lugar durante la entrega de premios de la Comisión Deportiva Automovilística Italiana ( CSAI ) el pasado fin de semana. Las palabras de Rivola han espoleado las esperanzas...