¿Cómo analizar un partido de fútbol para apostar?

como analizar un partido de futbol

Analizar un partido de fútbol antes de apostar es un paso básico si quieres ganar apuestas. La mayoría de los apostantes se saltan este paso y apuestan a ciegas, casi como si fuera la quiniela. Hoy día con la cantidad de medios e información disponible, analizar un partido es algo que no te llevará más de 10 minutos y que aumentará exponencialmente tus posibilidades de ganar tu apuesta.

Cómo analizar bien un partido de fútbol

Antes de comenzar, es vital recalcar ningún análisis de fútbol te va a asegurar ganar tus apuestas al 100%. Siempre hay errores al apostar, no importa cómo, por lo que analizar partidos únicamente sirve para reducir ese margen de error que tenemos al mínimo.

El primer paso para analizar un partido de fútbol es revisar las estadísticas de los equipos antes del choque. Esas estadísticas están presentes en todas las casas de apuestas del mercado. Tan sólo tienes que ir al mercado 1X2 de la competición deseada y pulsar sobre el icono de 3 rayas verticales que se muestra al lado de las cuotas. Ahí verás todo tipo de estadísticas, resultados, y clasificaciones de los contendientes.

como analizar un partido de futbol 2

Uno podría pensar que con eso basta para apostar. Tienes la clasificación, goles a favor, en contra, rachas de los últimos 6 resultados, rachas en casa, fuera de casa, etc. ¿Para qué quiero más?, podrías pensar…

Bueno, lo cierto es que aún no has llegado a lo más importante. Estos son los factores más importantes para analizar un partido de fútbol:

Lesionados y sancionados

Al margen de los datos, es vital conocer otros aspectos del juego. El más importante es conocer los lesionados o sancionados del equipo. Es evidente que si Messi no juega, el Barcelona va a notar su ausencia, pero eso no te lo van a decir las estadísticas de las casas de apuestas. Debes informarte tú, leyendo la prensa deportiva previa al partido. Debes conocer qué jugadores están disponibles y cuáles no.

¿Se reservan jugadores clave?

Otro aspecto a tener en cuenta es el momento en el que se disputa el partido. Si piensas apostar a favor de equipos grandes, debes saber si ese equipo juega competición europea próximamente, si va a guardar jugadores en la jornada de liga de cara a esa importante cita y en definitiva cuales son sus motivaciones.

Está claro que el Real Madrid o el Barcelona son casi siempre favoritos, pero en muchas ocasiones querrás apostar en partidos del Sevilla, el Villarreal u otros equipos que suelen jugar en Europa y que no tienen plantillas tan fuertes como las de los grandes equipos.

En estos casos es más frecuente ver a entrenadores reservando jugadores en La Liga de cara a Europa y eso puede condicionar seriamente los resultados por lo que, nuevamente se hace necesario un análisis de lo que puede suceder para poder anticiparnos.

¿Virus FIFA?

Un momento de la temporada en el que los grandes equipos son vulnerables es tras los partidos de selecciones que interrumpen las grandes ligas cada mes. Tras esos partidos, los equipos grandes son propensos a dejarse puntos ante rivales inferiores. Los motivos están en la exigencia de los partidos internacionales, las plagas de lesionados que suelen acompañarlos y la dificultad de “cambiar el chip” tras una semana con unos compañeros diferentes.

Amistosos no, gracias

 Un aspecto que los apostantes menos cuidadosos suelen obviar es el de no apostar en los partidos amistosos. Son un excelente caldo de cultivo para perder apuestas, ya que en encuentros donde los jugadores no se juegan nada, las posibilidades de sorpresas son mucho mayores.

Las temporadas de fútbol son realmente largas y los jugadores en partidos amistosos no van a dar el 100% en ninguno de los casos. Estos partidos pueden servir como preparación como es el caso de los torneos de pretemporada, o previos a una Eurocopa o Mundial, pero carecen de la fiabilidad necesaria para apostar. Mejor espera a los partidos oficiales.

¿Cual es la motivación de los equipos?

Saber cual es la motivación de los equipos antes de jugar juega un papel fundamental en las apuestas. No es lo mismo apostar en un partido en el que los dos equipos se juegan algo que en otro en el que no es el caso. Pongamos un ejemplo:

Athletic de Bilbao – Leganés: 16 de Julio de 2020

El Athletic no se jugaba nada. No podía entrar en Europa y tampoco peligraba la permanencia en primera división. Por tanto llegaron a este partido relajados y sin nada por lo que luchar. Todo lo contrario que el Leganés. El equipo madrileño estaba a punto de descender y luchó por todos los medios para ganar el partido. Resultado final: 0-2 a favor del Leganés.

Un equipo netamente inferior en calidad, pero que sin embargo sacó partido de su motivación para ganar el partido de forma clara. Incluso en la siguiente jornada, el Leganés empató a 2-2 contra el Real Madrid, ya campeón de Liga y que tampoco se jugaba ya nada. Dos ejemplos claros de lo que hace la motivación en el fútbol y de cuál es el enfoque que debes adoptar para analizar un partido de fútbol.

Rachas inexplicables

Hay estadios en los que inexplicablemente uno de los dos equipos no rinde como se espera de él. ¿Te acuerdas cuando el Atlético de Madrid estuvo más de una década sin ganarle al Real Madrid en el Bernabéu? ¿O cuando el Real Madrid visitaba al Deportivo de la Coruña en Riazor y casi estaba asegurada su derrota?

Ese tipo de rachas hay que tenerlas vigiladas porque, una cosa es la racha de los últimos 6 partidos que te muestran las casas de apuestas, y otra es la racha entre dos equipos en particular. Ten cuidado porque es fácil que se te escape un dato vital.

Hay equipos a los que por cualquier razón, no se les da bien jugar contra otros equipos o estadios en particular y la racha negativa va pesando cada vez más y más hasta convertirse en una costumbre.

¿Sabes cómo apostar en fútbol?
Lee nuestra guía sobre cómo apostar en fútbol con estrategias y trucos súper interesantes.

Conclusión

Saber cuáles son los factores principales que intervienen en el devenir de un partido de fútbol te ahorrará muchos disgustos. Un buen análisis puede suponer la diferencia entre ganar y perder y comprobar estos elementos no te supondrá más que unos minutos. Un tiempo bien invertido que puede hacerte ganar dinero que al fin y al cabo, es lo que quieres, ¿verdad?.

Deja un comentario