Lewis Hamilton sigue confiando en poder revalidar el título mundial de F1. El británico logró la victoria ayer en Interlagos, en una complicada carrera en la que ocurrió de todo y en la que fue prácticamente el único que no tuvo sustos de relevancia.

apuestas-formula-1-gp-de-brasil

La carrera, como todas las que se disputan sobre lluvia en los últimos años, estuvo marcada por la ya aburrida y extremadamente conservadora forma de ver las cosas del director de carrera, el señor Whiting. Interminables vueltas de safety car aderazadas con alguna que otra bandera roja, lograron colmar la paciencia de los brasileños, que no dudaron en mostrar su disconformidad con lo que estaba sucediendo.

En lo puramente deportivo, el gran protagonista de la carrera fue Max Verstappen, que se aprovechó muy bien del perfecto comportamiento del Red Bull con pista deslizante. Ya advertimos en nuestros pronósticos que el Red Bull sería el arma a batir en el caso de que la carrera de disputase sobre lluvia y así fue. Por desgracia para Max, la estrategia seguida por su equipo fue bastante extraña ya que le hicieron parar en demasiadas ocasiones en boxes, muchas de ellas innecesarias.

Mucho más conservadora fue la carrera de Hamilton y en especial la de Rosberg, consciente de su posición en el campeonato, posición que no quiso comprometer. El alemán no obstante, estuvo a punto de llevarse un disgusto, pues un aquaplaning en la subida hacia la recta de meta, estuvo a punto de mandarle contra el muro. El alemán mantuvo el control del coche y llegó a meta segundo, que era su objetivo final. 

Mucho más cerca de abandonar estuvo Verstappen, con un derrapaje en la misma zona que a punto de estuvo de enviarle contra la barrera. El holandés controló el coche de forma magistral y evitó la colisión por escasos centímetros. Lo mejor de todo es que siguió pilotando al ataque como si nada hubiera sucedido.

Tras su última parada en boxes, Verstappen remontó hasta la tercera plaza dando cuenta de todo el que tuvo a su alcance, incluidos hombres tan laureados como Vettel y Alonso, poseedores eso sí, de coches que no son tan competitivos como el Red Bull, y mucho menos en agua.

Los españoles ayer estuvieron bastante bien. Sainz acabó en una excelente sexta posición, corriendo sin errores y con un gran ritmo. El madrileño ocupó durante bastantes vueltas la cuarta plaza, pero al final tuvo que ceder ante el empuje de Verstappen y Vettel.

Alonso tuvo una carrera mas movidita. Hizo dos trompos en la subida y pese a todo logró arañar un punto en los instantes finales gracias a su agresividad. El español tuvo un momento de “calidad” con Vettel en el que a punto estuvieron de chocar. Alonso tuvo que ceder y salirse al exterior de la pista y manifestó al término de la carrera su disconformidad con la acción del alemán al que advirtió de forma clara: “La próxima vez chocaré con el, el circuito es de todos”.

Con esta situación, el mundial se decidirá dentro de 2 semanas en el circuito de Yas Marina. Rosberg lo tiene bastante bien para ser campeón. Salvo un catastrófico fallo mecánico, todas las quinielas apuntan a que será el campeón.

Yas Marina es un circuito en el que Mercedes parte con ventaja gracias a las largas rectas que definen su trazado y lo ancho de la pista y las amplias escapatorias hacen que sea un circuito ideal para que Rosberg logre su primer título. Lleva 12 puntos de ventaja y le basta con acabar tercero, muy mal se le tendría que dar para no conseguir su primer título…

http://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/11/apuestas-formula-1-gp-de-brasil.jpghttp://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2016/11/apuestas-formula-1-gp-de-brasil-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Lewis Hamilton sigue confiando en poder revalidar el título mundial de F1. El británico logró la victoria ayer en Interlagos, en una complicada carrera en la que ocurrió de todo y en la que fue prácticamente el único que no tuvo sustos de relevancia. La carrera, como todas las que...