Se preveía una gélida noche en el Bernabéu y así fue, y no sólo por lo meteorológico, sino por el juego desplegado por el equipo blanco, al que literalmente, se le congelaron las ideas. Fue uno de esos partidos que de cuando en cuando tiene que soportar el aficionado blanco en su estadio.

Pocas ganas, motivación y seguramente el pensamiento en muchos de los jugadores de que el partido se iba a ganar solo sin sudar más de lo necesario.

Image result for real madrid celta

En frente, un muy buen equipo como el Celta, dispuesto a llegar muy lejos en esta edición del torneo, y que no regaló absolutamente nada. ¿El resultado? Nueva derrota blanca en menos de una semana y la oportunidad para que las algunos salten a a la yugular de Zidane.

Es normal, ya que hasta ahora, el Madrid era una perfecta balsa de aceite. Resultados inmejorables, Zidane sonriendo en las ruedas de prensa, Ronaldo coleccionando innumerables premios… todo estaba saliendo a pedir de boca. Han bastado un par de malos resultados para que empiecen a asomarse los críticos, los mismos que no tuvieron razones para salir de la cueva durante los últimos 40 partidos.

Lo cierto es que el parte de la racha del Madrid se ha sustentado en golpes de suerte en momentos puntuales ( con Ramos de héroe absoluto ) y el fin de la misma podía haber llegado mucho antes, así que esto es algo que tampoco debe pillar de sorpresa. El Madrid ha combinado partidos en los que hay jugado a gran nivel, con otros como el de ayer, en el que no funcionaba absolutamente nada y en el que determinadas actuaciones individuales han sido decisivas.

Derrota del Real Madrid ante el Celta

Ayer Marcelo provocó el primer gol del Celta al dejar un balón franco para el golpeo de Aspas. Luego se redimió con una volea que rebotó en un defensa y ponía el empate en el marcador. Pero como suele ser habitual, de nuevo, la falta de tensión y concentración hizo que en la siguiente jugada, el Celta lograse el definitivo 1-2 con un gran gol de Yonny en un mano a mano con Casilla.

El Celta es verdad que ayer no hizo gran cosa, pero se aprovechó perfectamente de los regalos que le hizo el Madrid, que fueron demasiados. También es cierto que el Madrid pudo empatar si Benzema no hubiera enviado a las nubes una ocasión inmejorable dentro del área, pero mucho tiene que mejorar el Real en concentración y juego colectivo si quiere volver a la senda triunfadora. 

Ronaldo sigue demostrando lo que es, un tronco que no se va de nadie, que aporta cero en el juego colectivo, y que vive de penaltis y pases de la muerte. Su mejor momento ya pasó por mucho que a algunos les cueste admitirlo y la prueba está en que el Madrid se deshizo del Sevilla en la anterior ronda, sin el portugués en el campo, al que no se echó de menos ni lo más mínimo.

Danilo es otro foco de preocupación para el aficionado blanco. El brasileño está dando un nivel bastante malo y será titular al menos durante un mes a no ser que Zidane decida colocar a Ramos como lateral y usar a Pepe y Varane como centrales. Un mes de Danilo en la banda derecha puede ser criminal para la salud del aficionado merengue si sigue como hasta ahora. Esperemos que por su bien, mejore su rendimiento o el concierto de viento en Concha Espina volverá con toda su fuerza.

http://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2017/01/real-madrid-pierde-con-celta.jpghttp://www.lamejorcasadeapuestas.es/wp-content/uploads/2017/01/real-madrid-pierde-con-celta-150x150.jpgApuestas ProNoticias
Se preveía una gélida noche en el Bernabéu y así fue, y no sólo por lo meteorológico, sino por el juego desplegado por el equipo blanco, al que literalmente, se le congelaron las ideas. Fue uno de esos partidos que de cuando en cuando tiene que soportar el aficionado...